Ministro con productores avícolas

 POLLOS BRASILEROS, PARA ABRIR EL MERCADO

El ministro de Ganadería Agricultura y Pesca Ing. Agr. Tabaré Aguerre
acompañado de otras autoridades de esa institución, se reunierón el lunes 5 de abril con integrantes de las agremiaciones de la producción avícola para tratar, entre otros temas las medidas que el ministerio plantea para lograr mejorar la cadena productiva avícola y exportar sus productos.
 

El Ministro anunció que el motivo de la reunión con los distintos actores de la cadena avícola, era empezar a construir una plataforma institucional público privada, con una batería de medidas que fortalezcan la cadena productiva avícola y la transformen en una cadena exportadora.

Remarcó que la reunión estaba prevista, antes de su reunión con
autoridades de Brasil para tratar el acuerdo de la importación de 120
toneladas de pollo por mes desde ese país. Uruguay tiene una relación comercial muy importante con el país vecino, de más de 1200 millones de dólares, de los cuales 700 millones corresponden al rubro agropecuario. En los últimos meses ha tenido restricciones en ese mercado porque nuestro país desde hace tiempo tenía vedada la posibilidad a Brasil de exportarnos pollos por razones sanitarias. El gobierno desde el ministerio pretende revertir esa situación.

Para ello, el Dr. Muzio aclaró que el MGAP está realizando los análisis técnicos necesarios en materia sanitaria para descartar la posibilidad de la presencia de la enfermedad de Newcastle en nuestro país. Los resultados fueron negativos en todos los casos.
El ministro reafirmó la ausencia de argumentos técnicos que sostenía la barrera sanitaria impuesta por nuestro país a Brasil. Superada esta diferencia, se auguran negociones que ya comenzarón entre ambos gobiernos, lo que permitirá abrir el mercado brasileño para la comercialización de nuestros productos (lácteos, carne,pescado fresco, ganado en pie entre otros) que no han tenido posibilidad de ingreso en los últimos meses.

El ministro manifestó que en el gabinete productivo se analizó la
situación llegando a la conclusión de que se deben dar a la cadena
avícola los instrumentos necesarios para construir una competitividad
genuina que nos permita aumentar la exportación de pollos. Dentro de
las medidas evaluadas se prevén la estabilización del precio del maíz,
asegurando su suministro a los productores; la generación de
mecanismos sanitarios que nos aseguren la entrada a los mercados más exigentes; la estimulación de la exportación con incentivos fiscales por ejemplo la reiteración de exoneración del IVA a la carne de pollo; y se estudia la posibilidad de devolución de impuestos a los exportadores del rubro.